miércoles, 2 de mayo de 2018

Alma mater

de Philippe Van Leeuw. Bélgica, 2017. 87’.
2 de mayo de 2018. Centro Cultural Valey, Piedras Blancas. V.O.S.

Una madre, un suegro, unos hijos y algunos allegados permanecen encerrados en el único piso habitado de un edificio en una ciudad en guerra. Al amanecer uno de los refugiados sale y es tiroteado por un francotirador. La madre se lo oculta a la joven esposa del hombre que yace en el patio. Quiere mantener la espera hasta que las sombras de la noche les permitan salir sin riesgo a rescatarlo. La situación es dramática. Y empeora cuando unos desalmados entran en la casa.

La guerra desde dentro. Desde uno cualquiera de los miles de hogares sirios que tuvieron que ser abandonados en los últimos años. Igual que los personajes de esta historia la cámara no sale de ese espacio asediado. Así asistimos con ellos al miedo que provoa el asedio y a los dilemas que ha de enfrentar esa madre coraje que interpreta una Hiam Abbass soberbia que profundiza en un registro próximo al de su personaje en la magnífica Una botella en el mar de Gaza de Thierry Binisti. Alma mater es un alegato antibelicista sobrio y de maneras impecables. Un retrato magnífico de esa dignidad heroica que muchas personas anónimas conservan en las peores circunstancias. Una película imprescindible que debería ver todo el mundo.