sábado, 10 de junio de 2017

La sala de los suicidas

de Jan Komasa. Polonia, 2011. 110.
10 de junio de 2017. Laboral Cineteca, Gijón. V.O.S.

Dominik es hijo único en una familia bien de Polonia. Su padre se dedica a la política y su madre tiene un puesto importante en un estudio de moda. El chico tiene dudas sobre su orientación sexual y cada vez pasa más tiempo encerrado en su habitación. Sobre todo desde que conoció a una chica con la que comparte vivencias virtuales en un grupo extraño: la sala de los suicidas.

Un adolescente desquiciado y desquiciante. Unos padres que no saben cómo tratar a ese hijo intratable. Y unas animaciones curiosas para esa segunda vida virtual que acabará con la del chico. Todo en entornos elegantes y con maneras muy correctas. Lo malo es la que la tesis de fondo viene a relacionar la soledad y el desamparo del muchacho con la pasión profesional (y cultural) de los padres. Vamos, lo de siempre.